miércoles, 28 de abril de 2010

Poemas de Moravia Ochoa

TE HABLO , PAPÀ



(te debìa un poema, papà)

Duele tu barba hirsuta
(la tuviste?),
recortada, precisa
el blanco de tu pelo con aristas
en el alba creciente,
eso creì.
Años habràn pasado, meses, vidas,
Despertò su melena
la noche sobre el alba y era gris.

Esta mañana un rostro
lo visitè despacio, lo acariciè tal vez
te hablè palabras, quejas,
entrè a la rota casa
donde una vez vivimos,
estaban cansados los goznes de la puerta
y la entrada tapiada dijo
sin miramientos
que ya entrar no podìas.

2.

me quedè un poco alerta,
o al revès,
un poco incierta, estupefacta
en la ventana del atardecer,
te recorrì como solìa
hacer de niña con mi juguete antiguo
te enredè entre el pensar y sus arenas,
eras mi padre, vivo,
no fue una pesadilla
eras mi padre, vivo,
papà en medio de mi sueño
alegre como el himno
"oh gloria inmarcesible/
oh jùbilo inmortal".

3.
me puse al dìa con tus dìas,
sembramos màs semillas de las dalias
me enterneciò tu nuevo cumpleaños,
ese que ya no cumples aunque diciembre sea
y me quedè pegada a tu retrato,
eso durò un momento
tal vez años
¿què es el tiempo en un sueño
que yo rompo al segundo?

4.
salieron canas de mis ojos
las vi cuando agachada recogì tus pedazos,
aquel retrato hallado, casi recièn llegado
donde el protagonismo lo tenìa
el blanco de tu pelo que me duele,
el blanco de tu pelo nunca blanco,
tu rosto, padre nuestro
tu rostro muerto
ido ya para siempre
tu rostro, padre yerto

moravia ochoa


El blanco de tu pelo es un espacio

El blanco de tu pelo se parece a tu voz
ausente de palabras
nada me dice y todo
es tu silencio tierno como un pozo
bajo a él, tomo el agua
de tu emoción màs cierta.

El blanco de tu pelo es un espacio
para la puerta del ayer
dèjala abierta

Siglo 21?

No me abras màs los ojos que
estàn llenos
de ti , planeta loco,
De calles y edificios y de mares revueltos,
no me abras màs los ojos,
la caña brava es mucho más amarga
estàn las bestias sueltas
un animal camina bajo tierra
un alacràn asalta las esquinas
el hombre es monstruo y tiene agallas
agarra la cometa del niño que ayer fuiste
planeta milenario
rojo de sangre que del norte vino
y echa a volar las riendas del sueño acumulado
o vuélvelo a sembrar

Planeta, vuelve en ti,
no estès cansado,
el mañana está aquí,
si abro los ojos
espero ver en ti
un hombre deferente.

moravia ochoa

1 comentario: